Crema hidratante casera para pieles delicadas

Una crema hidratante casera es muy fácil de hacer, pero si tienes una piel delicada o muy sensible, es posible que te de miedo hacértela tu misma.

El secreto para cuidar este tipo de pieles es utilizar ingredientes naturales, muy suaves y respetuosos con tu piel.

Fabricar tu propia crema hidratante casera es la forma de estar segur@ de que tu crema no contiene nada perjudicial para tu piel, cómo perfumes sintéticos, parabenos, ftalatos, parafinas… que son tan habituales en los cosméticos.

¿Qué ingredientes necesitas para hacer esta crema hidratante casera?

Como esta receta es para pieles muy delicadas e hiperreactivas, esas que se ponen rojas, se irritan o se descaman con cualquier roce, vamos a usar sólo 3 ingredientes:

  • Aceite de Jojoba: es un aceite muy neutro por lo que lo toleran todo tipo de pieles, hidratante, va directo a la arruga, suavizante, calmante y regenerador. Además es seboregulador, evitará que se te engrase la piel. Y puedes usarlo puro tanto para cuidar tu piel como para desmaquillarte.
  • Manteca de Karité, es la base de esta crema, el ingrediente que le da consistencia y multiplica su capacidad de hidratación, muy nutritiva, calmante y excelente regeneradora.
  • Hidrolato de Lavanda: calma el enrojecimiento cutáneo por lo que es muy adecuado para las pieles sensibles.

Esta mezcla puede servirte de crema base para multitud de recetas añadiendo otros aceites vegetales o esenciales en función del uso que quieras. Por ejemplo, puedes añadir rosa mosqueta para una crema regeneradora o aceite esencial de romero si quieres espabilarte por las mañanas mientras te hidratas… las posibilidades son casi infinitas solo necesitas conocer las propiedades de los aceites para personalizar tus cremas.

¿Cómo se prepara esta crema hidratante casera?

Cecilia te lo explica paso a paso en este video:

Las cantidades dependen de cuanta crema quieras obtener, en el video hemos usado como una nuez de manteca de karité, una cucharada sopera de aceite de jojoba y una cucharada sopera de hidrolato de lavanda.

Con estas proporciones  nos ha salido una crema espesita y suave, ideal para ciertas zonas que necesitan más hidratación. Ya sabes… si te gusta más fluida aumenta la proporción de aceite de jojoba y del hidrolato hasta encontrar la consistencia que te agrade y te vaya bien.

Sencilla ¿verdad? 😉 Es importante que no hagas mucha cantidad ya que al no llevar conservantes no te durará tanto como otras cremas. Lo bueno es que como se tardan 2 minutitos en prepararla siempre podrás tenerla a mano casi recién hecha.

Te propongo también que pruebes los ingredientes de forma separada y valores como te sientan, cómo reacciona tu piel a cada uno de ellos de forma individual. Ya nos contarás.

¿Quieres comprar los ingredientes para hacer esta crema en tu casa? Aquí te dejo un enlace para que consigas estos tres productos con una oferta muy interesante

Crema hidratante casera comprar pack

¿Te gusta la aromaterapia? Suscríbete a nuestro blog y recibirás en tu correo nuestra guía para aprender a preparar tus propias mezclas. O sigue visitando nuestra web y aprende con nosotras a hacer tu propia pasta de dientes con ingredientes naturales.

Espero que te haya gustado y que te animes a cuidarte con esta estupenda crema casera. Si quieres alguna recomendación sobre cómo personalizarla pregúntanos en la sección de comentarios que hay aquí debajo.

Te agradecemos mucho que compartas este post con tus amigos, seguro que a alguno de ellos esta receta le vendrá genial para su piel.

Experimenta la alegría de compartir...Share on Facebook206Share on Google+3Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Buffer this page

  • comment-avatar
    lur 24 Mayooo, 2016 (8:37 am)

    He hecho esta crema con Hidrolato de zanahoria, aceite de argán y manteca de karité. Es fácil de hacer y cunde mucho. Llevo una semana utilizándola y me encanta, se absorbe muy bien y no queda la piel grasa. Muchas gracias, Cecilia.

    • comment-avatar
      Cecilia Heras 24 Mayooo, 2016 (9:19 am)

      Muchas gracias por compartir tu experiencia Lourdes, ¡una gran mezcla!. El hidrolato de zanahoria es un excelente regenerador de la piel y muy adecuado para pieles con necesidades especiales: enrojecidas, cansadas e incluso con dermatitis o psoriasis.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.