Quiénes somos

IMG_0647

Cecilia es el alma de Herbolario Mejorana: un alma sensible, curiosa, fuerte y decidida.

Hace unos 20 años, con su título de Farmacia recién estrenado bajo el brazo, se lanzó a la aventura de abrir un herbolario en el pequeño pueblo de Marchamalo. Tras su tienda los huertos y sus hortelanos contemplaron asombrados la locura de abrir un comercio en un lugar tan remoto… pero el tiempo y su tenacidad convirtieron este rincón en un punto de reunión de todas las personas preocupadas por cuidar su salud de forma natural. Los vecinos se hicieron clientes, los clientes amigos y cada amigo trajo a otro para que Cecilia les ayudara o les acompañara en su proceso.

Su familia creció, vinieron 3 hijos y el aprendizaje que ellos traen consigo. Ahora sus hijos son más independientes y ella se ha “lanzado” a ampliar el Herbolario a través de esta ventanita al mundo. En ella quiere compartir su experiencia con los recursos que la naturaleza ofrece para cuidar nuestra salud. Pero conociéndola habrá de todo: aromaterapia, información sobre plantas o suplementos, pero también recetas de cocina vegetariana o artículos sobre meditación o música (ella no lo dice pero canta para vaciar el espíritu de malos rollos y llenarlo de alegría y además ¡lo hace muy bien!)…

Espero que a través de lo que te cuenta la conozcas mejor y te aproveches un poquito de ella para mejorar tu día a día. Estoy segura de que vas a encontrar recursos muy valiosos para tu salud y la de toda tu familia.

Y si echas en falta algo: ¡PREGUNTA! si no te puede responder directamente acabará creando ese artículo en el que tendrás la solución que andabas buscando. Poco a poco que este va a ser un camino muy interesante y si vas con prisa no podrás disfrutarlo como se merece.

Cristina.

Cristina al ordenador

Cristina es un corazón inquieto, curioso y viajero.

En los lugares que no ha estado tiene proyectado un viaje, es sorprendente la cantidad de lugares del “mundo mundial” en los que ha vivido, en varias ocasiones con becas de investigación.

Ella se ha definido alguna vez como “Bióloga de bota”, no de bata.

Me gusta presumir de sus habilidades, que son muchas (parezco su abuela). Llegó al herbolario para quedarse y me ha enseñado mucho, creo que juntas hemos aprendido diferentes destrezas la una de la otra.

Cristina es mi mano derecha, y la izquierda.
Una persona tan capaz, que se hizo con el trabajo al segundo de llegar a Herbolario Mejorana hace ya unos años. Reconozco que me costó compartir mi espacio (mío y sólo mío durante veinte años) hasta que me di cuenta del regalo que la vida me había traído:  una mujer con una personalidad arrolladora, que brilla con luz propia y con una fuente inagotable de recursos para resolver cualquier situación.

Lo que más me gusta de ella es su alegría y su resolución, amén de su mente aguda y despierta (lee con avidez).

Siempre está detrás de la pantalla, tanto que en ocasiones la tengo que pedir que me deje teclear un poco, aunque reconozco que es lo suyo: resuelve en un minuto lo que yo en una hora.

Metódica en su forma de trabajar compensa lo caótica que soy yo.

Cecilia.

Ana_Herbolario Mejorana

Ana es la última incorporación a nuestra pequeña familia, con ella nos hemos dado cuenta de lo enriquecedor que es crecer y ¡todo lo que se aprende!

Ana es Mujer y Madre de 4 hijas. Así que vive inmersa en un universo femenino: con su energía, su caos, su sabiduría y todo lo que conlleva criar mujeres hoy en día.

Quizás por ello su búsqueda personal ha derivado, desde sus estudios en Ciencias Empresariales, a una formación continua en temas claves para la mujer actual: es Doula, Monitora de Lactancia (IBCLC) y también de Planificación Familiar Natural.

Ha llegado al Herbolario Mejorana para convertirse en la persona de referencia si necesitas consejo sobre salud femenina y maternidad (planificación, embarazo, lactancia, crianza natural…).  Son temas que conoce en profundidad y ¡se nota! Lo descubrirás si te acercas a hablar con ella.

¡Envíanos un mensaje!

Al hacer click aquí aceptas las condiciones de privacidad.

¿Dónde estamos?