Mi hijo quiere hacerse vegetariano

Hacerse vegetariano es una decisión vital muy importante, que implica un cambio en la manera de alimentarse pero también en el estilo de vida, sobre todo si la toma tu hijo. Me explico:

Mi hijo quiere hacerse vegetariano

Me lo soltó así: sin previo aviso, sin paños calientes y sin opción a negociación.

Por supuesto cuando me lo dijo le admiré el coraje, la determinación y los principios que le impulsaban... Y a la vez me eché a temblar pensando en la que se nos venía encima. En aquel momento no quise ni preguntarle por la leche o los huevos, porque ya bastante radical me parecía el cambio de un día para otro.

Yo sé que él estuvo gestando la idea mucho tiempo y le apoyé, sobre todo porque a mí también me atraía la idea de comer más sano y lo de hacerse vegetariano me paraeció una buena excusa para empezar. Así que ese día me fui a la nevera y saqué unas alcachofas fresquísimas y me resigné a hacer dos comidas, porque mi marido y mis otros dos chavales no son tan de verde como hubiese deseado en esos momentos.

Y aquí llegamos a los primeros escollos:

  • “Hacerse vegetariano sí, alcachofas puaj” ¡Mal empezamos!
  • ¿Y de segundo que le doy yo a esta criatura?, porque nosotros siempre hemos sido de verduras con carne o pescado, lentejas con chorizo, arroz con bacalao o caldereta.

Al final preparé una ensalada y una tortilla de patatas para todos y me hice una nota mental para estar más preparada de ahí en adelante

Supongo que ya entendéis lo del cambio en el estilo de vida ¿no?.

Varió mi forma de comprar, de planear los menús y de preparar la comida. Para algunas cosas nos fue muy bien, porque aprovechado la coyuntura todos aumentamos el consumo de legumbres, frutas y verduras. Pero no os voy a negar que al principio fue un palo organizarse.

Si os ha pasado como a mí, seguro que habréis tenido las mismas dudas que me asaltaron en ese momento ¿qué cocino?, ¿se va a alimentar bien siendo vegetariano?, ¿le faltarán vitaminas?, ¿y ahora de donde va a sacar las proteínas y el calcio? (sobre todo si se hace vegano)…. más adelante llegaron otras preguntas más “avanzadas” ¿qué es el tempeh, el tofu o el seitán? ¿y eso cómo se cocina? ¿le doy suplementos de vitamina B-12?

Por si piensas que las recetas vegetarianas con estos nuevos elementos deben ser complicadas te dejo un enlace al que se convirtió en uno de mis platos veganos favoritos, por lo rico que está y lo fácil que es de preparar: el estofado de proteínas vegetales.

De esta experiencia, aparte de nuevas recetas, he extraido 5 recomendaciones básicas que creo que te vendrá bien tener en cuenta si queréis superar las primeras etapas del cambio con éxito.

Recomendaciones básicas si tu hijo quiere hacerse vegetariano

1.- Cómprate un buen libro sobre alimentación vegetariana que resuelva tus dudas y te ayude a empezar este camino con buen pie.

Para entender cómo funciona tu cuerpo en relación a la alimentación, a deshacerte de mitos sobre la leche o la carne y a sentirte más segur@ con el cambio yo te recomendaría el libro de Olga Cuevas El Equilibrio a través de la Alimentación.

En cuanto a libros de orientación vegetariana con recetas a mi me encantan los de Montse Bradford, gracias a sus ideas conseguí que mis hijos fueran más allá de los guisantes, las judías verdes y las ensaladas. ¡Ah! y a cocinar platos riquísimos  con proteínas vegetales como el tofu o el seitán que a mí al principio me trajeron de cabeza.

la alimentacion de nuestros hijos peqLA ALIMENTACION NATURAL Y ENERGETICA M. bRADFORD Libro Proteinas vegetales peq

2.-Es muy importante concienciar a tu hij@ de que no se puede ser vegetariano a base de ensaladas y 4 tipos de verduras y que se abra a nuevos sabores y texturas.  Algunos padres que han pasado por aquí intentaron parar a sus hijos porque sabían que comían muy poca variedad de vegetales y no les veían capaces de alimentarse bien. Para mi la lucha fue ardua pero el siguiente punto me evitó muchas discusiones.

3.- Apunta a tu hij@ a clases de cocina vegetariana, la mejor ayuda que puedes darle es que asuma sus responsabilidades en su cuidado y que pueda ser autónomo en este tema. También le resultará más difícil negarse a probar nuevas cosas si vienen de la mano de otros.

3.-Si al principio tienes miedo de que su dieta no esté bien balanceada puedes complementar su alimentación con un complejo de vitaminas y minerales, hasta que hayáis aprendido lo suficiente sobre su nueva dieta y os sintáis más confiados.

4.- Introduce poco a poco los nuevos alimentos de la manera más atractiva posible y aprovecha para meter las algas en la alimentación de toda la familia, así enriqueceréis vuestra dieta en vitaminas y minerales de manera muy sencilla. Si no sabes cómo, el libro Algas. Las verduras del Mar te vendrá genial por sus consejos y recetas.

5.- ¡Que a lo mejor debería ser el primero! Échale mucha paciencia, buen humor y haz que tu hij@ se implique en el tema al máximo, haciéndole ver que conseguirá ser vegetariano si se responsabiliza de su alimentación. Y aprovecha el lado positivo de la situación: seguro que todos aprenderéis a comer mejor con los beneficios que eso conlleva para vuesta salud.

En este video te cuento la experiencia resumida:

 

Si has pasado por aquí cuéntame tu experiencia o comparte algún consejo que consideres básico y que se me haya quedado en el tintero en la sección de comentarios.

Si te ha gustado o tienes a alguna persona cercana que esté pasando por esto compártelo con ella para que se sienta acompañada.

Experimenta la alegría de compartir...Share on Facebook101Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Buffer this page

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.