Alergia: remedios naturales para prevenirla

Mi hermana tiene alergia y cada primavera nos deleita con conciertos involuntarios de estornudos, a los que añade la “deliciosa” percusión que genera al sonarse los mocos cada 5 segundos.

Entre la nariz roja y los ojos acuosos la pobre acaba hecha un cuadro.

Este año se le ha encendido una bombillita y me ha preguntado:

“¿Y tú no tendrás algo para la alergia?”

“¡Pues claro! Yo tengo algo para todo” 😉

Eso sí, lo mejor para minimizar los síntomas de la alergia es prevenir y empezar bastante antes de que empiece la temporada de alergia.

Alergia Polen

El polen es un regalo de la naturaleza, pena que la alergia nos impida verlo a veces…

 

Remedios naturales para prevenir la alergia

 

Vitamina D

La vitamina D es una gran reguladora del sistema inmune y su deficiencia se ha relacionado con el riesgo de sufrir rinitis alérgica (1).

Suele pasar que al final del invierno tenemos los niveles de vitamina D más bajos, debido a la falta de exposición a la luz solar (Se necesitan entre 15 y 20 minutos de solecico tres veces a la semana para mantener los niveles adecuados de vitamina D).

Así que, de cara a la primavera, hay que enriquecer la dieta en alimentos que contengan esta vitamina: lácteos, huevos, pescados grasos (sardinas, caballa, salmón, atún…), crustáceos (ostras), setas, cereales, soja, frutos secos (almendras, nueces de Brasil, pipas de girasol) y legumbres secas.

Mi hermana lleva una de esas “vidas modernas” en las que cualquier cambio cuesta un horror (¿te suena?), pero se ha llevado estas recomendaciones y una caja de vitamina D, “por si no me da la vida para cocinar bien y dar paseicos al sol”.

 

Probióticos

Una microbiota adecuada mejora la inmunidad y bloquea las reacciones alérgicas al polen, con la ventaja de que la ingesta de probióticos es eficaz, tanto para prevenir como para reducir los síntomas de la alergia (2) (3).

Aunque aún se está estudiando qué cepas son más eficaces para cada tipo de alergia (asma, rinitis, dermatitis atópica, etc), ya está claro que si la microbiota intestinal está en forma, el sistema inmune también lo estará.

Mi consejo para mi hermana ha sido que comience a tomar probióticos  y que vaya cambiando de producto para ir aumentando la variedad de especies y cepas que forman su flora intestinal.

Alimentación

La dieta es un factor muy importante a la hora de prevenir que los síntomas de la alergia se nos vayan de madre.

De hecho hay muchos alimentos que deberíamos evitar si tenemos alergia, porque favorecen la liberación de histamina al torrente sanguineo (carne y alimentos ricos en proteínas, quesos curados, chocolate, tomate…).

Cuando tenemos alergia lo que menos nos interesa es tener más histamina rondando por nuestro cuerpo.

Pero también hay alimentos que te pueden ayudar para minimizar las reacciones alérgicas: como los ricos en vitaminas, en omegas o que tengan propiedades antioxidantes. Es decir frutas, verduras, pescados, algas…

Así que ¡dieta sana! eso si, restringiendo todo lo posible los alimentos menos convenientes.

Como va a echar de menos las judías con chorizo 😉

 

¿Eso es todo lo que puedo hacer para no pasar una mala primavera con la alergia?

¡No! De hecho he dejado una de las medidas más eficaces para el final: si te pasa como a mi hermana y quieres volver a disfrutar de la primavera deberías hacer una dieta depurativa.

La depuración quita carga tóxica al higado, aliviando la sobrecarga hepática.

Una depuración, antes de que empiecen los síntomas, permitirá que nuestro organismo esté menos predispuesto a reaccionar de forma excesiva ante lo que deberían ser sustancias inofensivas, como el polen.

 

¿Quieres saber cómo funciona lo de la dieta depurativa?

Tenemos un post entero explicándote las ventajas de la dieta depurativa pero, en resumen, son unos días en que vas a comer muy sano y vas a tomar extractos de plantas que te ayudarán a liberarte de los tóxicos. 

Nuestra manera favorita de hacer la dieta es con la Cura Depurativa de Salus, incluso tenemos un grupo en Facebook para apoyarnos entre todos los que solemos hacerla cada primavera (unos por la alergia, y otros por limpiar los residuos que hemos generado durante el invierno).

La Cura de Salus viene con todo lo que necesitas para los 10 días que dura: jugos depurativos, 20 ejemplos de menús (vegetarianos o no) y un librillo de instrucciones para guiarte en el proceso.

Ha sido más fácil convencer a mi hermana para hacer la depuración que para que se abra una cuenta en Facebook.

Si necesitas más información para valorar hacer la depuración lee los post que tenemos al respecto o mándanos un correo a info@herbolariomejorana.com

Dieta depurativa: qué es y qué beneficios te aporta

Nosotras este año la haremos después de la Semana Santa pero podemos acompañarte si quieres empezar antes.

También puedes dejarnos un comentario en este post con tus dudas.

Y si conoces a alguién que podría beneficiarse de esta información ¡Compártela! Seguro que te lo agradecerá y nosotras también 🙂

 

Bibliografía
(1) Arshi, Saba, Babak Ghalehbaghi, Seyyed-Kamran Kamrava, y Mina Aminlou. «Vitamin D serum levels in allergic rhinitis: any difference from normal population?» Asia Pacific Allergy 2, n.o 1 (2012): 45–48.

(2) Tang, Ren-Bin, Jia-Kan Chang, y Hui-Lan Chen. «Can probiotics be used to treat allergic diseases?» Journal of the Chinese Medical Association 78, n.o 3 (2015): 154–157.

(3) Zajac, Alexander E., Austin S. Adams, y Justin H. Turner. «A systematic review and meta-analysis of probiotics for the treatment of allergic rhinitis». En International forum of allergy & rhinology, 5:524–532. Wiley Online Library, 2015.

Experimenta la alegría de compartir...Share on Facebook31Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.